Si estás cansado del frío, la lluvia, la nieve, los días grises… ¡estás de suerte, llega el buen tiempo! Vuelven los días más largos, jardines coloridos, los primeros rayos de sol después del invierno y la posiblemente estación más ansiada del año, ¡la primavera!
Si eres un viajero enamorado de la primavera, te mostramos nuestros top 5 destinos europeos en los que disfrutar de la estación de las flores.

Ámsterdam, Holanda

Cuando el sol vuelve a la capital holandesa, sus habitantes salen de sus casas para disfrutar de las decenas de parques de la ciudad, que empiezan a repoblarse después del frío invierno. Estos son algunos planes que no te puedes perder:

• En Voldenpark, el parque más famoso de Ámsterdam, podrás descansar después de un día de caminata por el centro, alquilar una bicicleta para recorrer el parque o disfrutar de alguna de las obras de teatro que se representan gratuitamente cuando el buen tiempo lo permite.

• Visita el Jardín de Keukenhof, localizado en la localidad de Lisse, a 36 km al sur de Ámsterdam. Este jardín abarca 32 hectáreas de campos de tulipanes y están considerado el mayor y más espectacular jardín de flores del mundo. Solamente está abierto durante dos meses al año, de mediados de marzo a mediados de mayo, lo que lo hace aún más atractivo y exclusivo. Puedes comprar las entradas aquí: https://keukenhof.nl/en/footer/buy-tickets/


Bruselas, Bélgica

La capital de Europa es una ciudad llena de vida durante todo el año, pero al llegar la primavera empieza a notarse un ambiente más especial aún.
Si tienes la suerte de viajar allí en esta época, apúntate esos lugares:

Bois de la Cambre: Los belgas dicen de él que es “donde renace la esperanza”. Está inspirado en los jardines ingleses del siglo XVIII, lo que le da un ambiente romántico y de época. En los meses de primavera y verano, los habitantes de la ciudad se reúnen allí para disfrutar del buen tiempo. En Bois de la Cambre, podrás pescar en su lago, alquilar una bicicleta para recorrer todos los rincones del parque, subirte al tiovivo y por supuesto disfrutar de todas las actividades al aire libre que permite un parque de estas características. No te pierdas la Isla Robinson, situada en medio de un lago y a la que se accede en barco. Una vez allí, disfruta de los platos típicos belgas que ofrece su restaurante.

Hallerbos, el bosque azul belga: Situado a 19 kilómetros al sur de Bruselas, Hallerbos es un paisaje de cuento de hadas, un bosque encantado cubierto de flores que en primavera se tornan en tonos violetas y azules. Tiene una extensión de unas 550 hectáreas y varios senderos para pasear, como el de Achtdreven, de casi 2 kilómetros de longitud. Si visitas Hallerbos en primavera, asegúrate de que la batería de tu cámara está bien cargada, ¡no pararás de hacer fotos!


Budapest, Hungría

Budapest es una de esas ciudades que son bonitas en cualquier época del año aunque, su clima y sus maravillosos parques, hacen que la primavera sea una de las mejores épocas para visitarla. Disfruta de la llegada del buen tiempo en la perla del Danubio.

Isla Margarita: Situada en el río Danubio, entre Buda y Pest, esta isla artificial funciona como los pulmones de la ciudad y sirve de espacio recreativo para ciudadanos y turistas. En este inmenso jardín podrás disfrutar de un zoológico, un parque acuático, restaurantes, casino, jardines con flores… ¡Sería imperdonable que no lo visitaras si estás en la ciudad esta primavera!

Festival de la Primavera: Las primeras semanas de abril, Budapest se convierte en lugar de peregrinación de artistas de todas las partes del mundo que llenan museos, teatros, plazas, salas de conciertos… para convertir a la ciudad en la capital cultural de la primavera. Conoce el programa de este año en la página oficial del festival:
https://btf.hu/events


Florencia, Italia

No hace falta decir que Florencia es una de las ciudades más bellas y con mayor patrimonio artístico de Europa, ¿vas a visitarla esta primavera? Considérate afortunado, la capital de la Toscana luce en esta época del año sus mejores galas, disfruta de algunos de los planes que ofrece a lugareños y turistas.

Jardines a la italiana: Giardino di Boboli, Giardino Bardini, Giardino dei Semplici, Giardino delle Rose… No te pierdas estas maravillas que la ciudad te ofrece, jardines románticos cargados de historia de las familias más importantes de Florencia a lo largo de los siglos.

Tour por la Toscana: Con salidas desde Florencia, encontrarás tours de un día que te llevarán a conocer los rincones más bellos y emblemáticos de la Toscana, como la ciudad de Siena y su Piazza del Campo, la ciudad medieval de San Gimignano declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO o la famosísima y fotografiada Pisa, con su Piazza dei Miracoli y, por supuesto, su Torre Inclinada.


Lisboa, Portugal 

Sin lugar a dudas, la mejor época para visitar la capital de Portugal es la primavera, los días son más largos y los lisboetas empiezan a disfrutar de nuevo de las terrazas de la ciudad, sus paseos a orillas del tajo y sus numerosos parques y jardines. ¡Relájate y disfruta de la naturaleza sin salir de la ciudad!

Jardim Zoológico: Inaugurado en 1884, fue el primer parque con fauna y flora de la Península Ibérica. Sin tener que entrar al zoo, podrás disfrutar de un jardín público en el que encontrarás varios restaurantes para reponer fuerzas y podrás montarte en las barcas del lago.

Crucero en barco al atardecer: Por unos 25 euros por persona, podrás disfrutar de un crucero de dos horas por el río Tajo al atardecer. Te enamorarás de las vistas de Lisboa a la luz del ocaso y podrás ver los monumentos más famosos de la ciudad, como la Torre de Belém y el Monasterio de los Jerónimos desde un punto de vista diferente.

 

¡Esperamos que lo pases en grande disfrutando de la primavera en cualquiera de estos destinos europeos!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 3 =